Marcos 13 – Las interpretaciones tradicionales

La Unidad 9 de la asignatura Nuevo Testamento 1 contiene un estudio del discurso apocalíptico del capítulo 13 del evangelio de Marcos. El discurso es la respuesta de Jesús a las preguntas de los discípulos acerca de la destrucción del templo. Es un pasaje largo y conocido porque contiene elementos apocalípticos, dichos difíciles y predicciones cósmicas.

El estudio de esta unidad explora una interpretación del pasaje que enfatiza su papel en la historia completa del evangelio de Marcos. Específicamente, ¿qué papel tiene este discurso en la historia, el cual, tiene su clímax en la cruz? La conclusión del estudio es que el tema central del discurso es la crucifixión de Jesús.

Esta interpretación no es la que comúnmente se hace de este pasaje. Precisamente, el propósito de este artículo es resumir las interpretaciones comunes del pasaje. El artículo utiliza el comentario del evangelio de Marcos por James R. Edwards (The Gospel According to Mark, Pillar New Testament Commentary Serie, Eerdmans, Grand Rapids, 2002) pero también hay otros comentarios, diccionarios y artículos que contienen la misma interpretación (por ejemplo los comentarios por C.E.B Cranfield, Leon Morris y otros.)

El tema principal de la interpretación tradicional

La interpretación tradicional dice que el discurso contiene dos elementos principales que son referencias a dos eventos futuros. Los eventos son:

Evento 1: la destrucción del templo en Jerusalén.
Evento 2: el juicio final cuando se produzca la segunda venida de Jesús.

Cada comentario tiene una explicación diferente para cada evento, y utiliza las referencias del libro de Daniel y otras citas en Marcos para indicar el significado de cada evento, pero todo incluye los dos eventos porque son importantes ya que, se da una respuesta a las dos preguntas de los discípulos en Marcos 13:4 ¿Cuándo serán estas cosas? y, ¿Y qué señal habrá cuando todas estas cosas hayan de cumplirse?

Después de la declaración de Jesús acerca del futuro del templo (13:2), los discípulos quieren una señal y una fecha – es una petición natural porque el templo representa la historia y tradición judía, y por eso una predicción de la destrucción de este símbolo de poder no es una profecía superficial. Pero en vez de fechas o señales, Jesús les da advertencias acerca de los eventos futuros y exhortaciones que son el resultado de los dos eventos.

Pero hay algo importante que tenemos que entender acerca de este pasaje. El discurso contiene una profecía acerca de los dos eventos futuros, pero no son eventos desconectados. En el contexto del discurso, Jesús les explica a los discípulos que hay una conexión profunda e importante entre los dos. El juicio sobre Jerusalén prefigura el juicio final del mundo. En otras palabras, el primer evento, que es la destrucción del templo nos dará una introducción, una ventana a la naturaleza del segundo evento, la segunda venida de Jesús.

El contexto de Marcos 13

En los primeros versículos del capítulo 13, podemos ver que el tema de la conversación entre Jesús y los discípulos es el templo. Éste es una continuación de su enseñanza contra el templo que empezó en el capítulo 11. Hemos visto que los líderes de Israel no son líderes piadosos y que han utilizado el templo para reforzar su poder y autoridad, en vez de usarlo para animar y enseñar la palabra de Dios al pueblo de Dios. Por eso, las palabras de Jesús acerca del templo son palabras de juicio y condenación.

Por consiguiente, el hecho es que la interpretación tradicional está afuera de la historia de Marcos en la que el enfoque es la cruz, de modo que esta interpretación es una desviación de este enfoque, aunque es parte del tema de la condenación del templo que hemos visto en el capítulo 11.

Comentarios textuales / observaciones

La interpretación tradicional utiliza tres observaciones del texto para apoyar la conclusión.

  • El significado de estas cosas

En el versículo 4, cada una de las dos preguntas de los discípulos contiene la frase estas cosas. Esta es una referencia a la destrucción del templo en el comentario original de Jesús (13:2).

En el versículo 8 son estos es una referencia al mismo evento, y en los versículos 29 y 30 se continúa este tema.

La interpretación tradicional dice que esta continuidad de la introducción del versículo 2 y con ayuda de los siguientes versículos, se concluye en que es una indicación de que el tema principal del discurso es la destrucción del templo.

  • La abominación desoladora

En el contexto de la destrucción, está claro que el templo y la nación de Israel experimentarán un evento terrible, en el sentido de la religión / santidad del templo. Jesús no les da a los discípulos los detalles de este evento, pero no hay duda que será un evento catastrófico.

  • La venida del hijo del hombre

En su enseñanza acerca del segundo evento histórico, muchas veces Jesús utiliza la frase aquellos días (vv. 17, 19, 20, 24). Esta frase es muy común en los profetas del Antiguo Testamento cuando quieren hablar acerca del día del juicio final, la parusía. (Jer 3:16,18, 31:29, 33:15, Jl 3:1)

Según la interpretación tradicional, la combinación de la frase aquellos días con las referencias al hijo del hombre (Dn 7) es una indicación de que este pasaje es una profecía acerca de la segunda venida de Cristo. La fecha y las circunstancias de su venida no son explícitas, pero los discípulos pueden tener confianza en que en el futuro el hijo del hombre va a venir y, por eso, la exhortación del pasaje es clara, ¡velad!

El resultado de estas observaciones textuales es que podemos formar una estructura del pasaje como sigue:

A1 v.1-13 la destrucción del templo y la caída de Jerusalén
B1 v.14-27 la tribulación y parusía
A2 v.28-31 la destrucción del templo y la caída de Jerusalén
B2 v.32-37 parusía y exhortación

La interpretación tradicional y los eventos históricos

Aproximadamente 300 años después de la muerte y la resurrección de Jesús, Eusebio de Cesarea escribió una historia de la nación de Israel. En su libro, observó que la destrucción de Jerusalén por el ejército romano, bajo el liderazgo del emperador Tito en el año 70 d. C. fue el cumplimiento de la primera fase de la profecía de Jesús en Marcos 13. Esta es la interpretación tradicional del pasaje y muchos eruditos modernos han seguido la interpretación de Eusebio.

Sin embargo, el cumplimiento de la profecía por este evento histórico nos presenta algunas preguntas o problemas. Por ejemplo, la fecha de la destrucción fue durante el verano, no el invierno como dice Marcos 13.

También, la identificación de la abominación desoladora puede ser difícil. Algunos buscan identificar este evento con las acciones del emperador romano Calígula. Él tuvo el deseo de construir imágenes de si mismo dentro del templo durante los años 37-41 d. C. El problema es que aunque tuvo el deseo, no construyó las imágenes. También, no fue una salida general de la población judía de la ciudad de Jerusalén durante estos años.

Una interpretación más teológica es que Marcos 13 tiene una conexión con 2 Tesalonicenses 2:3-4 y el hombre del pecado. La abominación desoladora es este hombre, un hombre blasfemo que va a hablar y actuar en contra de Jesús, y esta rebelión va a provocar la venida del hijo del hombre.